+57 300 7862959 contacto@julianmadrid.com

¡Comparte esta entrada!

Hola, pues ya saben que soy fotógrafo de bodas, les voy a contar por qué me gusta tanto esto: se trata de conexión, compartir, disfrutar un día en la vida de las personas capturando su esencia, sus emociones y sentimientos. Llevo 10 años siendo fotógrafo, he recorrido gran parte del mundo acompañando a parejas en sus rituales de matrimonio, por experiencia propia puedo compartirte algunos aciertos y desaciertos que podrán ayudarles para que éste día les deje los mejores recuerdos:

1. Hagan que su boda sea un fiel reflejo de su personalidad: hoy en día hay mucho comercio en torno a las bodas, todos quieren quitarles el dinero ofreciéndoles cosas genéricas como si fueran muy originales; piensen muy bien cuál es su estilo, qué tipo de ritual les gusta, qué lugar sueñan para su boda, cuál es su música favorita, en fin, que cada detalle lleve su propio sello y no el de algún planner que quiera utilizar las mismas cosas boda tras boda.

2. En este punto voy a parecer muy egoísta, está muy asociado con el tip anterior, por favor, por nada del mundo permitan que sus familias (sobre todo las mamás y las tías) influyan sobre las decisiones importantes de este día. He visto casos en que la decoración la eligió la mamá de la novia, haciendo una mezcla entre vintage y ultra elegante “desastre total” por supuesto la cara de la novia todo el día era de terror. Así que por favor tomen el control de las cosas más influyentes, no permitan que “el tío adorado” se apropie de la música, o que “mi papá divino” me llevó de sorpresa un grupo de mariachis cuando detestan las rancheras, cosas por este estilo pueden hacerles pasar un mal momento.

3. Por nada del mundo se sometan a tratamientos estéticos u odontológicos días previos a la boda. He visto novias desesperadas porque  se hicieron un blanqueamiento dental el día anterior a la boda, la sensibilidad les jugó una mala pasada… Otro caso que recuerdo muy bien, una novia que se metió a una cámara de bronceado sin  nunca haberla ensayado antes, pues no sabía cómo iba a reaccionar su piel y terminó con manchas por todo el cuerpo “triste historia”, en fin, el mensaje es que no intenten cosas que su cuerpo nunca hayan experimentado antes, dejen eso para después.

4. Estilista, estilistas, benditos estilistas… tengo muy buena relación con los peluqueros y maquilladores, pero les soy sincero, nada peor que un peluquero que se crea toda una estrella de rock, el punto es que algunos se apropian de tu tiempo, he tenido malas experiencias con algunos personajes que  se hacen esperar hasta el final volviendo todo en un escenario lleno de estrés por la limitante del tiempo. Siempre sugiero que la novia debe estar lista una hora antes de la ceremonia, dependiendo del desplazamiento; es preferible que esperes unos minutos relajada, aprovechas y te haces fotos lindas y no que vivas un infierno por falta de tiempo. Habla con tu peluquero, si es del caso, le dices que la ceremonia se adelantó y listo.

5. “Pajecitos estorbocitos” sí, es cierto, se ven muy lindos los niños con sus vestidos, parecen una corte inglesa entrando a un altar, “sólo que aquí la embarramos” porque los ponemos adelante de la novia y no llevándole la larga cola atrás como debería ser.  Llamo “estorbocitos” a esos pajecitos menores de 3 años que entran llorando a la ceremonia buscando a su mamá (por lo general ella va al lado, agachada guiando al niño pensando que nadie la está viendo) y la novia, pues no puede caminar con normalidad porque tiene al frente un par de llorosos infantes  con sus respectivas madres. Analicen si es necesario tener pajecitos tan peques y si deciden llevarlos, pues que ya sean grandecitos para que puedan soportar un minuto de ausencia materna.

Esto que les cuento es sólo mi apreciación personal, casos de la vida real. Un tip extra, el más importante de todos: no importa si las cosas no salen tan perfectas como las planearon, seguro los invitados no notarán pequeños detalles desviados del protocolo, lo más importante siempre es la actitud; una pareja arrolladora y encantadora brilla por sí sola, contagia de alegría todo a su alrededor, así que disfruten su día y que sean más los buenos recuerdos.

Tu fotógrafo, Julián Madrid.

 

¡Comparte esta entrada!

HABLEMOS
CONTACTO
MÓVIL